Parklet At Hamburger Mary's

PARK(LET) HERE. Downtown businesses, including Hamburger Mary’s, are jumping on the parklet bandwagon. 

El centro de la ciudad de Long Beach está consiguiendo que la banqueta sea tratada como comedor.

Hamburger Mary’s dio a conocer el primer “parklet” patio para cenar en julio (área en una banqueta o estacionamiento reservada para recreo o embellecimiento, en ese caso para cenar) de la Avenida Pine, con un corte de cinta oficial privado este viernes. Y, otros tres restaurantes del centro — Ahimsa Vegan Cafe, District Wine y The Green House — ahora están en el proceso de hacer lo mismo.

“Parklets” son esencialmente extensiones de banquetas personalizables, o terrazas levantadas, que están situadas en la calle y se alinean al ras de la banqueta. Típicamente hay plantas en macetas y otros obstáculos colocados alrededor de él para que el espacio se sienta cerrado.

"Una parte importante de crear un centro más agradable para los peatones es ofrecer oportunidades para que la gente se sienta y se quede", dijo Sean Warner vía correo electrónico, Director de Producción de Lugares para los Asociados del centro de la ciudad de Long Beach (Downtown Long Beach Associates). "”Parklets”, ya sean públicos o privados, aumentan esas oportunidades y ayudan a generar actividad a lo largo de las calles. Esto es particularmente importante para la avenida Pine al norte de la calle Tercera, donde hay unos pocos patios con comedores. "

Agregó que el “parklet” en Hamburger Mary’s actúa como un atractivo natural para más tráfico a pie cerca de 330 Pine Ave., que podría traducirse en mayor clientela en otros negocios a lo largo de la calle.

Dale Warner, dueño de Hamburger Mary’s dijo que el “parklet” — el más grande construido hasta ahora en Long Beach- primero abrió durante el corte de electricidad en el centro y desde entonces ha ido ganando tracción. El “parklet” personalizado, diseñado por City Fabrick, dispone de sombrillas y muebles de colores brillantes. Le da al negocio sin ventanas cierto atractivo.

"El “parklet” nos está dando más visibilidad", dijo Warner. "La comunidad parece feliz que está ahí, y tiene una imagen divertida y es un gran lugar para venir y cenar y tomar una copa y pasar el rato, ya sea de noche o durante el desayuno-almuerzo o almuerzo".

Warner también señaló que el nuevo “parklet” utilizó parte de un espacio de banqueta curvada por lo que sólo ocupa un lugar de estacionamiento completo, que los funcionarios dicen que ellos creen que va a generar más dinero en impuestos para la ciudad que un espacio de estacionamiento medido podría.

En District Wine, los propietarios Angela Mesna y Mark Dunton dicen que están esperando la adición de su nuevo “parklet” en las próximas semanas. Está siendo construido fuera del sitio y ocupará un espacio de estacionamiento-pero Dunton dijo que fueron capaces de añadir aparcamiento en la zona haciendo algunas repintadas de líneas de tráfico en la acera.

Con pequeños pies cuadrados en el interior y creciente demanda de clientes, Dunton dijo que el negocio necesitaba ampliarse. Él y su esposa consideraron reubicarse a una parte diferente de la ciudad o incluso en otra ciudad, pero decidieron que el “parklet” era la mejor manera de avanzar.

"Llamamos a nuestro restaurante nuestra sala de estar, así que si este es el salón entonces aquello va a ser la terraza," dijo Dunton acerca del “parklet”. "Va a ver como un patio trasero, con una barra superior alta alrededor del borde y luego asientos en el medio. Queremos utilizarla durante todo el año y hacer algunos eventos divertidos ahí.

Fundador Brian Ulaszweski de Ciudad Fabrick dijo que los diseños y planificación para los cuatro “parklets” nuevos del centro están estableciendo el tono para el desarrollo futuro de los “parklets” de toda la ciudad. Él también estuvo implicado con Studio One Eleven y el diseño del primer “parklet” del sur de California, que fue instalado en Lola, cocina mexicana en la fila retro en la calle Cuarta en 2012.

“Parklets”, que se convirtieron en una tendencia primero en otras ciudades, incluyendo San Francisco, han ido ganando popularidad en Long Beach desde que se creó ese primer “parklet”. At Last Café, Berlín, Number Nine, Utopia y otros ya han desarrollado sus propias versiones.

Los diseñados por City Fabrick cuestan entre $16,000 y $35,000, dependiendo del tamaño y complejidad del diseño, dijo Ulaszweski. Por lo general, los dueños de negocios han trabajado con ingenieros de tráfico de la ciudad para mitigar cualquier impacto negativo de la transformación de un espacio de estacionamiento público en un patio privado.

"En general, estamos proporcionando una capacidad creativa para aquellos que no tienen suficiente espacio, y estamos mejorando la comunidad," dijo Ulaszweski. "Queremos mejorar el entorno peatonal con estos “parklets” y compartir este diseño con otros miembros de la comunidad, y estamos muy contentos al ver el creciente interés por toda la ciudad".

ASHLEIGH Ruhl puede ser contactada en aruhl@gazettes.com.